5 experimentos con plantas para niños


Transmitir a nuestros hijos e hijas amor y respeto por la naturaleza es importantísimo para que aprendan a cuidar aquello que les rodea desde pequeñitos. En edades muy tempranas es normal que les cueste entender que un árbol, una planta o una flor son seres vivos como los humanos y el resto de animales. 

Para facilitarles ese aprendizaje, no hay nada mejor que realizar experimentos como los que te explicamos en este artículo. En edad preescolar y primaria es mucho más importante la práctica que la teoría y, sin duda, ver cómo se producen cosas fascinantes delante de sus ojos va a despertar mucho su curiosidad.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Estas actividades son el escenario perfecto para hablar a los niños y las niñas sobre valores relacionados con el reciclaje y el respeto por la naturaleza. Tal y como se dice en el cuento Yo cuido el planeta, que puedes personalizar para que tu hijo o hija se convierta en el/la protagonista de una aventura en la que aprenderá que las pequeñas acciones cuentan, «si no te gusta la historia, ¡lucha para cambiarla!».

Descubrir cómo las plantas buscan siempre la luz

Una manera muy original de demostrar a los peques que las plantas necesitan luz y que se mueven para encontrarla es realizando un laberinto. Tan solo se tiene que colocar una planta en la parte inferior de una caja de cartón, poner algún obstáculo y cerrarla. 

Tal y como podéis ver en la imagen, al cabo de unos días veréis que el crecimiento de la planta se ha adaptado al laberinto, en busca de la luz.

Fuente: Herbarium Desu

Plantar semillas en yogur y algodón

Germinar semillas en algodón es algo que muchos hicimos en nuestra infancia. Seguro que todos y todas recordamos con un cariño especial ver cómo nuestros cuidados hacían que de una semilla naciera una planta, y ahora podemos transmitir toda esa ilusión a nuestros peques.

Para ello se necesita tan solo un yogur de cristal vacío, algodón, agua y semillas o legumbres como lentejas o garbanzos. Colocad el algodón dentro del recipiente, intentando que quede plano en la base, y pulverizad un poco de agua para humedecerlo. Depositad 2 o 3 semillas en el algodón y dejad el recipiente en un sitio cálido y donde le dé la luz. Al cabo de pocos días podréis observar cómo crece la planta.

Teñir apios con agua

Para llevar a cabo este experimento, preparad 3 vasos transparentes con agua. En cada uno añadid un poco de colorante y sumergid un apio. Pregúntale al niño o niña qué cree que va a pasar al cabo de unas horas; seguro que sus hipótesis serán muy interesantes. 

Pasado ese tiempo veréis que cada apio ha absorbido el agua con el colorante para alimentarse y que se ha teñido de ese color.

Fuente: Tinker Lab

Devolver una hoja a la vida

Pídele a tu hijo o hija que observe una hoja seca, que podéis recoger de la calle, de camino a casa. Puede romperla fácilmente, ¿verdad? Ahora, colocad la hoja seca en un recipiente con agua y dejadla reposar durante unas horas.

Pasado un tiempo, pide al peque que intente desmenuzarla de nuevo. ¿Les resulta tan fácil como antes? De esta manera entenderán que las plantas necesitan agua para vivir y que cuando se cortan las hojas de los árboles, mueren deshidratadas.

Ver las partes de una planta en un CD

Para que los niños y niñas aprendan a diferenciar las partes de una planta, te proponemos germinarla dentro de una caja de CD vacía. Poned dentro tierra y semillas o legumbres e id regándolas a diario. 

Pasado un mes, la planta habrá crecido lo suficiente como para poder observar las raíces, el tallo y las hojas.

Fuente: Manualidades con mis hijas

Estos experimentos pondrán a tu peque en contacto con la naturaleza: le enseñarán que hay vida en aquello que nos rodea, y que todos y todas podemos participar y ayudar a que crezca. De esta manera, los más pequeños empezarán a sentir un deber para con la naturaleza y el planeta. Además, les servirá como aprendizaje, y seguro que despiertan su curiosidad. Quién sabe… ¡quizá os convirtáis en jardineros y aventureros de la naturaleza!

0 replies on “5 experimentos con plantas para niños”