Ejemplos de refuerzo positivo y negativo en niños

Ejemplos de refuerzo positivo y negativo en niños


Ni el refuerzo positivo es regalar algo a tus hijos cada vez que hacen algo bien, ni el refuerzo negativo tiene que ver con el castigo. Esta es una interpretación equivocada del significado de cada concepto y en este artículo vamos a explicarte la correcta. Además, lo haremos mediante ejemplos ya que, en esta ocasión, la teoría puede ser un poco compleja.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Refuerzos positivos para dejar el chupete

Qué es el refuerzo positivo

El aprendizaje por refuerzo positivo se asocia a la realización de una conducta con el objetivo de obtener una consecuencia agradable. Ésta no tiene por qué ser un objeto, ni siquiera tangible. La comida, una sonrisa, un mensaje verbal o la aparición de una emoción agradable pueden ser susceptibles de ser entendidos como refuerzos positivos en muchos contextos.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Ejemplos de refuerzo positivo

  • «¡Lo estás haciendo muy bien!»: los elogios son una gran recompensa para los peques, especialmente cuando hacen algo nuevo o que les supone mucho esfuerzo. Con bonitas palabras les estaremos reforzando la confianza en ellos mismos, igual que con estas actividades para trabajar la autoestima.
  • «Hoy eliges tú»: ya sea el postre, la ropa, la película… o incluso el cuento de antes de ir a dormir, que si es personalizado seguro que formará parte de sus favoritos.
  • «¡Eres muy listo/a!»: valora aquello que hacen en su día a día de forma autónoma, aunque siempre haciéndole ver que el camino es más importante que los resultados. Eso sí, no caigas en el error de decirle que es el/la mejor, ya que podrías estar ejerciendo presión para que supere siempre al resto.
  • «Si te acabas la comida, tendrás un postre dulce»: las cosas materiales también pueden entrar en juego en los refuerzos positivos, como un postre o un juguete. Incluso puede ser algo inmaterial, como ir al parque o ver a los primos. 

Qué es el refuerzo negativo

A diferencia de lo que sucede en el positivo, en el refuerzo negativo la respuesta instrumental conlleva la desaparición de un objeto o situación aversiva. Como hemos planteado previamente, la palabra «negativo» hace referencia a que la recompensa no consiste en la obtención de un estímulo sino a su ausencia.

La palabra «negativo», entonces, no indica que la consecuencia vaya a ser negativa para el niño o la niña, puesto que un ejercicio de refuerzo negativo (quitar, evitar, un estímulo desagradable) puede hacer más probable la aparición de una conducta deseable. 

Con el refuerzo negativo se aumenta un comportamiento, mientras que con el refuerzo positivo se está disminuyendo un comportamiento. Lo veremos más claro en los ejemplos.

Ejemplos de refuerzo negativo

  • Luis lava los platos (comportamiento) con el fin de detener la insistencia de su madre (estímulo aversivo).
  • Eva puede levantarse de la mesa (estímulo aversivo) cuando se haya comido dos cucharadas más de su plato de verduras (comportamiento).
  • José presiona un botón (comportamiento) que desactiva una fuerte alarma (estímulo aversivo).
  • Daniela saca la basura (comportamiento) porque huele demasiado mal (estímulo aversivo).

Es importante diferenciar que cuando un niño recibe este tipo de refuerzos negativos, el comportamiento puede empeorar. Por ejemplo, si vais paseando por la calle y a tu hijo se le antojan unos caramelos y le dices que no, en principio no tendría que pasar nada más. Pero si tu hijo tiene una rabieta (algo muy común en los 3 y 4 años) y le das el caramelo para que se calme, habrá aprendido que comportarse mal le dará algo bueno. De esta forma interpretará que ese tipo de comportamientos le benefician, por lo que habrás reforzado negativamente la mala conducta. 

Y tú, ¿ya has implementado el refuerzo positivo y negativo en la educación de tus hijos?

0 replies on “Ejemplos de refuerzo positivo y negativo en niños”