Inventar historias a partir de imágenes con niños

A la gran mayoría de niños y niñas les encanta transportarse hasta mundos mágicos inventados por ellos y vivir aventuras de fantasía con sus amigos, juguetes o incluso a solas. Cuando empiezan a aprender a escribir se les abre otro mundo de posibilidades, ya que no solo son capaces de imaginar las historias, sino que también las pueden plasmar en un papel.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

En casa podemos ayudarles a incentivar su creatividad e imaginación con recursos de todo tipo, como por ejemplo usando imágenes que ayuden a inventar cuentos. En un principio necesitarán que alguien les ayude a organizar sus ideas y a elegir las palabras adecuadas, pero la mejor forma de aprender será practicando. 

Beneficios de inventar cuentos a partir de imágenes

Imaginar historias y explicarlas, ya sea de forma escrita como oral, tiene muchísimos beneficios para los niños y las niñas de primaria:

  • Fomentar la imaginación y la agilidad mental para crear cosas nuevas.
  • Desarrollar la creatividad que todos los peques tienen de forma innata.
  • Practicar sus habilidades lingüísticas, de comunicación y de sociabilización.
  • Ampliar su vocabulario.
  • Mejorar la expresión oral y escrita.
  • Aumentar el interés por la lectura de cuentos, así como por la escritura.
  • Desarrollar habilidades narrativas.
  • Practicar la observación y la correlación de ideas con las imágenes.

Ideas para inventar historias a partir de imágenes

Antes de entrar en materia queremos recordarte que los ejemplos son esenciales para que los peques puedan coger ideas sobre cómo inventar historias ellos mismos.

Por ello, te animamos a enseñarle al niño o la niña algún cuento que tengas por casa o, incluso, uno de los cuentos personalizados de MiCuento. Son ideales para entender los papeles de los personajes principales y secundarios, las partes de un cuento o incluso la forma de escribir, ya que tras personalizar el cuento, el peque se convierte en el protagonista en el dibujo y texto, pues en él aparecen su nombre y rasgos físicos. 

El último unicornio y yo es uno de lo cuentos personalizados que mejor encaja para esta actividad, ya que tanto la estructura del cuento como sus personajes vistosos y fantásticos llamarán la atención del niño o la niña, que se convertirá en protagonista de una trepidante aventura con una difícil misión: salvar el bosque de los unicornios.

Inventar historias con dibujos

Fuente: Recursos EP

Esta es seguramente la forma más clásica de inventar historias a partir de imágenes. Tan solo hay que recopilar algunos dibujos y dejar que el niño o la niña invente un pequeño cuento en el que todos ellos aparezcan. 

Para ayudarles a pensar la historia puedes hacerles preguntas como:

  • ¿Quién es el protagonista?
  • ¿Cuáles son sus amigos?
  • ¿Tiene algún enemigo o todos se llevan bien?
  • ¿Dónde sucede la historia?
  • ¿Cuál es el problema?
  • ¿Cómo terminará el cuento?

Crear historias con fotografías

La idea es la misma que con los dibujos, aunque usando fotografías reales. La gracia de hacerlo con fotos es que como personajes puedes incluir al niño o la niña, sus familiares y amigos, así como escenarios que conozca y que pueda mezclar con animales o incluso lugares fantásticos. A los peques les encanta verse reflejados en las historias, igual que con los cuentos personalizados.

Inventar cuentos con piedras pintadas

Fuente: Tierra en las manos

Esta forma de crear historias no solo es muy original, sino que visualmente también da mucho juego. Las piedras, que podéis pintar juntos, se pueden ordenar según su aparición en la historia o incluso meterlas en una bolsita cuando ya no tengan más protagonismo en el cuento. Es una gran forma de pensar y planificar qué ocurrirá a lo largo de la aventura.

Idear historias con sombras chinas

Fuente: Jugar i jugar

Otro tipo de imágenes que pueden servir como inspiración para crear cuentos son las sombras chinas. Hacerlas es muy sencillo, ya que solo necesitáis una cartulina negra y palillos alargados, aunque pueden servir los clásicos de helado. Estas historias, además, cuentan con el aliciente de poderlas representar como si fuese un teatro de sombras.

Inventar historia con sellos

Fuente: Rejuega

Para terminar queremos compartirte la idea de Rejuega, que consiste en usar sellos de goma. Los peques pueden jugar sabiendo qué dibujo hace cada sello y elegir cuál poner en la línea del tiempo del cuento según vaya apareciendo. También pueden hacer algo más divertido todavía: estampar los sellos sin saber qué van a dibujar e improvisar la historia según aparezca cada personaje. ¡Creatividad al poder!

0 replies on “Inventar historias a partir de imágenes con niños”