Pintar con pajitas: técnica del soplado para niños

Pintar con pajitas


En casa podemos hacer manualidades muy distintas y divertidas con los niños, desde crear historias con piedras pintadas hasta usar el arroz para hacer auténticas obras de arte o colorear un libro personalizable. Son actividades muy entretenidas para los más pequeños, que además tendrán una oportunidad perfecta para dejar volar toda su imaginación.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Hoy queremos presentarte una técnica distinta y muy original: pintar con pajitas. ¡A los peques les va a encantar ver que soplando también son capaces de plasmar en un papel aquello que imaginan! Además, es un ejercicio ideal para que aprendan a controlar el aire que sale de sus pulmones y ejercitar los músculos que intervienen en el habla.

Material para pintar con pajitas

Se necesitan muy pocos materiales para pintar con pajitas y es posible que muchos de ellos ya los tengáis en casa si habéis hecho manualidades hace poco. Los imprescindibles son:

  • Acuarelas líquidas
  • Cuentagotas
  • Pajitas
  • Papel para acuarela
  • Pincel

Si en casa usáis pajitas de plástico de forma habitual, esta es una buena oportunidad para darles un segundo uso. Aun así, cada vez es más recomendable usar pajitas reutilizables como las de papel, cartón, bambú, metal o madera. Todas ellas te servirán para hacer la técnica del soplado.

Fuente: Pinterest

Pasos para realizar la técnica del soplado con niños

  1. Diluye las acuarelas en agua, separándolas por colores.
  2. Dale una pajita a cada niño o niña.
  3. Echa una gota de pintura sobre el papel o la cartulina con la ayuda de un cuentagotas o de un pincel.
  4. Pide a los peques que imaginen qué quieren dibujar y que soplen a través de la pajita sobre la gota. El objetivo es arrastrarla por el papel dejando líneas coloreadas por el camino.
  5. Repite este proceso con varios colores y con diferente intensidad de soplado para que experimenten qué ocurre si lo hacen más suave, más rápido, más lento, etc. Incluso podéis jugar a ser el lobo de los tres cerditos e imitar cómo soplaba para intentar tirar al suelo cada casa.
  6. Una vez que el dibujo esté terminado, dejadlo secar una hora.

Consejos para pintar con pajitas

Cuando tu hijo o hija haya terminado su obra y la hayáis dejado secar, te animamos a que cuelgues el dibujo en la pared para que el resto de la familia pueda contemplarlo. Seguro que va a hacerle mucha ilusión ver que a sus seres queridos les gusta aquello que ha creado y recibir sus felicitaciones. Sin duda, es una actividad perfecta para aumentar su autoestima.

También puedes pedirle al peque que explique qué ha pintado o a qué le recuerdan sus manchas abstractas. Le ayudarás a potenciar su imaginación y su creatividad, además de ser una buena actividad para practicar la comunicación.

Por último, os recomendamos usar plantillas sobre las que practicar la técnica del soplado. En este vídeo podemos ver un ejemplo de cómo hacer la técnica del soplado para crear un pelo muy divertido a este personaje.

 

0 replies on “Pintar con pajitas: técnica del soplado para niños”