Actividades con globos y psicomotricidad para niños

Los globos son un instrumento genial para que los peques jueguen y muevan su esqueleto sin peligro de hacerse daño ni romper nada dentro de casa. A todos los niños y niñas les encanta hacer actividades con globos y hay algunas pensadas especialmente para desarrollar su psicomotricidad.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

A continuación, te daremos ideas muy divertidas para jugar con globos tanto dentro como fuera de casa. Además, podéis crear un ambiente de fantasía si los relacionáis con cuentos como El Principito y yo, en el que el protagonista vuela en globo aerostático hasta la casa del niño o la niña para que le acompañe a vivir mil aventuras con los personajes de la historia original.

Globos con retos

El adulto debe introducir en cada globo mensajes con pequeños retos que deben cumplir los peques. Bailar una canción, andar del revés, responder una adivinanza, etc. Cada reto será aleatorio, ya que los peques deberán explotar el globo que elijan y cumplir la tarea que le ha sido asignada. 

Este juego puede servir también para repasar conceptos que están trabajando en clase. Por ejemplo, si están aprendiendo sobre el cuerpo humano, podemos retarles a que «se rasquen la nariz con el dedo pulgar» o que «se intenten lamer el codo».

Jugar a explotar globos en la pared

Hay que inflar varios globos y pegarlos con cinta adhesiva en la pared, de manera que queden suspendidos a una altura a la que lleguen los niños. Con las manos y los tobillos atados, deberán andar hasta la pared e intentar explotar el globo, ya sea con el pecho, la espalda, el hombro…

Saltar con globos

Los peques deben colocarse en una línea de salida con un globo entre los tobillos. Cuando se dé la señal, tendrán que avanzar dando saltitos hacia la meta. Si se les cae el globo, deberán volver a empezar desde el principio. Un ejercicio muy eficaz para trabajar la psicomotricidad.

Dar toques como su fuese un balón de fútbol

Esta actividad va a gustar tanto a los niños y niñas aficionados/as al fútbol como aquellos/as a quienes no se les da tan bien o no les llama tanto la atención. Se trata de dar toques con el globo como si fuese un balón de fútbol, es decir, sin usar las manos, y evitando que caiga al suelo. Se sentirán como los/las futbolistas profesionales cuando son presentados/as en sus equipos.

Carrera de obstáculos

Para hacer una carrera de obstáculos en casa, los niños pueden usar una pala de ping pong para mantener el globo en equilibrio sobre ella. El objetivo es que no se caiga mientras que superan todas las pruebas en el menor tiempo posible. Para ponérselo difícil puedes colocar cojines, cajas de juguetes e incluso hacer que pasen por debajo de alguna mesa o cinta colocada a una altura intermedia. 

Carrera de soplidos

Otro tipo de carrera con globos es mediante soplidos, un juego que también sirve para entrenar el control de la respiración. Hay que crear un circuito con cinta adhesiva o incluso cajas y piezas de construcción. Los peques deben ir por su carril, moviendo el globo mediante soplidos, sin poder tocar el globo. Para añadirle dificultad, incluso pueden usar una pajita.

Actividades con globos de agua

Para terminar, queremos proponerte que, en los meses más calurosos del año, cambiéis los globos de aire por los de agua y salgáis al parque, al jardín o a la terraza a jugar. Hay muchas actividades que se pueden hacer, desde una guerra con globos de agua hasta el juego del pañuelo o lanzar para encestarlos en un cubo.