Actividades para trabajar los cinco sentidos en infantil

Actividades para trabajar los cinco sentidos en infantil


Los sentidos son el medio que nos permite descubrir el mundo en el que vivimos y sus peculiaridades, especialmente en edades muy tempranas, cuando todo es nuevo y cada día hay cosas que se ven, se tocan, se huelen, se prueban o se oyen por primera vez. 

A medida que un niño o una niña desarrolla sus sentidos, mejora su capacidad de conocer aquello que tiene a su alrededor y logra tener una visión más global del mundo. Para desarrollar estos sentidos existen actividades que se pueden realizar tanto en un aula de educación infantil como en casa. A continuación, queremos compartir algunas ideas contigo para que las puedas llevar a cabo con niños y niñas de 3 a 6 años.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Actividades para trabajar el sentido de la vista

Quizás el sentido de la vista sea al que los humanos damos más importancia y lo demuestran frases hechas como «si no lo veo, no lo creo» o «vale más una imagen que mil palabras». Sin embargo, con los peques podemos jugar a enseñarles que hay muchas formas de mirar.

Un ejemplo puede ser observar alguna cosa mediante una lupa. A simple vista, una hoja de un árbol, un trazo de lápiz o su propia mano puede que no les llame la atención, pero a través de una lupa se darán cuenta de detalles que quizás no habían visto hasta entonces. ¿Eran conscientes de que la línea del lápiz no es del todo contínua o de que tienen huellas dactilares en sus manitas?

Jugar con espejos, linternas o incluso hacer juegos de sombras en la pared serán otras actividades que estimularán su vista y su imaginación. En el cuento personalizable ¿Qué ves en las nubes? también encontrarás otro ejemplo de cómo la observación mediante la vista hace que la creatividad de los niños vuele alto.

Actividades para trabajar el sentido del tacto

Una forma muy divertida de descubrir el sentido del tacto es adivinando objetos que no se ven. Para ello, podemos usar una caja con muchos objetos pequeños y con diferentes texturas, como plumas, pétalos de flor, granos de arena, algodón, juguetes de goma y de plástico, etc. El niño o la niña tendrá que cerrar los ojos, tocar aquello que hay en la caja y describirlo para intentar adivinar qué es. ¡Verás qué imaginación!

Hay algunos materiales muy especiales de manipular que también pueden usarse para descubrir el tacto. La plastilina, el barro, la nieve (aquí te enseñamos a hacerla de forma casera), el agua o distintas telas pueden dar mucho juego.

Actividades para trabajar el sentido del gusto

En casa, sin duda, la mejor forma de estimular el sentido del gusto es introduciendo a los peques en la cocina. Hay recetas sin fuego aptas incluso para niños de 2 años, como pinchitos de fruta, cremas o pasteles de pan de molde en las que pueden participar y dar su toque personal.

Como se dice muchas veces, «la comida entra por los ojos» y esto a veces resulta un problema, ya que algunos niños no quieren probar ciertos alimentos porque no les parecen atractivos. Aprovechando el hecho de estar jugando, podemos taparles los ojos y darles a probar comida para que nos digan si les gusta o intenten adivinar qué es. Una buena forma de hacerlo puede ser mediante jugos, cremas o batidos

Actividades para trabajar el sentido del olfato

Para los juegos de olfato también resulta más interesante vendarse los ojos, ya que así los peques centran toda su atención en la nariz. Una actividad que nos gusta mucho es el «memory olfativo», que consiste en hacer parejas de vasitos que huelan igual. Por ejemplo, puede haber dos vasos con especias, dos con café y dos con limones. El niño o la niña, sin poder mirar, deberá oler lo que hay dentro y buscar las parejas cuyo contenido es igual, además de adivinar de qué se trata o a qué le recuerda.

Se puede experimentar también oliendo palitos de madera impregnados con olores naturales como menta, lavanda o esencia de canela y otros con olores menos cotidianos, como pintura o desodorante.

Actividades para trabajar el sentido del oído

Para estimular el oído no hay nada mejor que descubrir los instrumentos musicales. Algunos de ellos son muy sencillos de fabricar con materiales que tenemos en casa o en clase, tal y como te explicamos paso a paso en este artículo. Además, hay que dejar que experimenten con ellos y oigan qué sonido hacen al tocarlo más fuerte o más flojo, más rápido o más lento, en una parte del instrumento o en otra…

Y por último, dejando los instrumentos aparte, también podemos jugar a imitar sonidos. Los animales son muy divertidos de imitar, pero también reiremos muchísimo intentando imitar a compañeros de clase, a la maestra o a los hermanitos. Incluso podemos montar una actividad en la que uno de los participantes aplauda siguiendo un ritmo y el resto tengan que imitarlo.

Written By
More from MiCuento
Grafomotricidad creativa para niños de 3 y 4 años
Uno de los grandes objetivos de la educación infantil, especialmente entre los...
Read More
0 replies on “Actividades para trabajar los cinco sentidos en infantil”