Audiocuentos mágicos personalizados para niños y niñas


Hay otras maneras de transmitir la magia de los cuentos, además de con los libros. Cuando les explicamos en voz alta una historia a nuestros hijos también les llevamos a un mundo de fantasía que les atrapa y les apasiona. 

Ahora, los niños pueden escuchar historias fantásticas dónde y cuándo quieran gracias a los audiocuentos. Con tan solo «darle al play», narradores de cuentos profesionales llevarán al peque a vivir aventuras maravillosas, que incluso pueden servir para ayudarles a dormir o para hacerles más llevadero un viaje en coche. Aunque este es solo uno de los muchos beneficios que tienen los audiocuentos…

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

¿Por qué escuchar audiocuentos con niños y niñas?

Para los peques, escuchar audiocuentos tiene beneficios que van mucho más allá de divertirse y entretenerse en cualquier momento o lugar.

Por un lado, cabe destacar que los niños aprenden a escuchar antes que leer. El interés por la lectura aparece en una edad más avanzada, así que los audiocuentos permiten fomentar el interés hacia la magia de los libros y la literatura desde una edad más temprana. Sin duda, apasionarse por las historias desde pequeños será el primer paso para fomentar el amor por la lectura de mayores.

El hecho de escuchar un audiocuento también facilita que los niños aprendan a centrar su atención en aquello que se está diciendo, a comprender el mensaje y a retener la información para seguir el hilo de la historia. Al no tener un soporte visual, como sí lo tiene con los dibujos de los cuentos, su concentración debe ser mayor para no perderse nada.

No contar con la ayuda de las ilustraciones también da total libertad al niño o niña para imaginarse la historia y sus personajes a su manera. Esto fomenta la imaginación y ayuda a desarrollar el pensamiento crítico.

Audiocuentos mágicos de MiCuento: el poder de la personalización

En MiCuento no solo encontrarás audiocuentos llenos de fantasía, sino también con una característica que les hace todavía más especiales: la personalización. Esto significa que el niño o la niña se convertirá en el/la protagonista del cuento y escuchará cómo el narrador o la narradora dice su nombre a lo largo de la historia. Este detalle le encantará y, además, captará su atención durante todo el cuento.

Además de ser personalizables, los audiocuentos de MiCuento destacan por ser narrados por cuentacuentos profesionales, con voces distintas para cada personaje y con la entonación necesaria en cada frase que, además de transmitir emociones a los peques, ayuda a que entiendan la historia de principio a fin.

Todo ello va acompañado de música holofónica creada de forma original para los cuentos. Este tipo de efectos 3D envuelven al niño como si estuviera en una habitación llena de altavoces, de manera que puede escuchar sonidos desde cualquier lado.

El Principito y yo: un clásico esencial

Uno de los audiocuentos más especiales de MiCuento es El Principito y yo. Se trata de una adaptación del clásico de Antoine de Saint-Exupéry que narra de una forma única una de esas historias mágicas que pasan de generación en generación.

Si «lo invisible es esencial a los ojos», queda claro que lo importante de un cuento es aquello que se genera en la imaginación. Además, da a adultos y niños enseñanzas sobre cómo cuidar a los amigos, escuchar a las personas sabias, respetar a nuestros seres queridos y mucho más.

En este enlace puedes escuchar un fragmento del audiocuento de El Principito.

El Dragón de las estrellas y yo: valores para superar obstáculos

Otro de los audiocuentos con valores que te recomendamos es El Dragón de las estrellas y yo. El peque se convierte en el inseparable amigo del mágico dragón Dúgul, que necesitará la ayuda del protagonista para encontrar a su familia. De camino, conocerán personajes llenos de fantasía y vivirán aventuras de todo tipo.

La historia inculcará la importancia de la amistad y la cooperación, ya que mediante el trabajo en equipo, el niño o la niña y el pequeño dragón serán capaces de superar cualquier obstáculo. La narración también propone gestos y actividades para realizar junto con papá o mamá a medida que se escucha el cuento, como haceros cosquillas como el mono, llenaros a besos como el caracol o imitar el bostezo del león.

Recibe de inmediato el audiocuento de MiCuento en tu e-mail y ¡disfrutadlo tantas veces como queráis!