Cómo hacer un libro sensorial

Cómo hacer un libro sensorial


Todo tipo de aprendizaje se basa en la estimulación sensorial desde edades muy tempranas, permitiendo el desarrollo de las funciones cognitivas vinculadas con los cinco sentidos. Uno de los juguetes más eficaces y entretenidos para entrenar el tacto y la vista entre los 6 meses y los 3 años es el libro sensorial. Te enseñamos cómo hacer uno.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Se trata de libros con texturas y actividades manipulativas y multisensoriales que ayudan a que el niño adquiera nuevas habilidades y obtenga nuevos conocimientos a partir de la experimentación.

A continuación, vamos a resumirte algunos de los mayores beneficios de jugar con libros sensoriales y te recomendaremos cómo hacerlos en casa con materiales básicos de manualidades.

10 beneficios de los libros sensoriales para bebés

  1. Promueven el desarrollo sensorial.
  2. Estimulan el desarrollo de la psicomotricidad fina.
  3. Perfeccionan los movimientos de las manos y los dedos.
  4. Desarrollan la coordinación ojo-mano.
  5. Aumentan la creatividad.
  6. Incentivan el desarrollo y crecimiento de los músculos.
  7. Ejercitan la memoria.
  8. Favorecen el desarrollo de esquemas simples y complejos en el cerebro.
  9. Facilitan el aprendizaje del lenguaje oral y escrito.
  10. Fomentan el entendimiento de conceptos didácticos.

Materiales para hacer un libro sensorial

Los materiales que se pueden usar para hacer un cuento sensorial son infinitos, ya que todos aportarán algo diferente al bebé. Algunos de los más comunes son:

  • Fieltro: suele ser el material principal para hacer el relieve. Recomendamos usar distintos colores a la hora de confeccionar tanto las páginas como los diferentes elementos.
  • Goma EVA: suele usarse también para el relieve . Puedes encontrarla de muchos tipos, como corrugada, efecto toalla, fluorescente, metálica, adhesiva o con purpurina.
  • Tela: sería recomendable también utilizarla de diferentes tonalidades, colores y estampados para que el libro sensorial sea más atractivo para el bebé.
  • Elementos de costura: abre el cofre para coser y encontrarás materiales muy interesantes. Cuerdas, gomas, cintas, cordones, botones, corchetes, cierres de seguridad, cremalleras, velcro, etc.
  • Encuadernación: ten en cuenta el tipo de encuadernación que deseas hacer, ya sea mediante velcro, anillas, tela o cola.
  • Entretelas: sirven para darle consistencia a todas las páginas y poder mantenerlas más rígidas.

Para hacer el libro sensorial también necesitarás herramientas como agujas, tijeras, pistola de silicona, pegamento, marcadores, rotuladores, lápiz, hojas, retales, etc. Si dispones de máquina de coser te facilitará la faena.

Cómo hacer un libro sensorial para bebés paso a paso

Paso 1

Corta las páginas del mismo tamaño, por ejemplo, en cuadrados de 20×20 cm. Estas páginas, que servirán de base, pueden ser de goma EVA o de fieltro.

Paso 2

Pega con silicona o pegamento fuerte todo aquello que se te ocurra página a página. Para ello, te recomendamos que antes pienses bien qué vas a poner en cada una de ellas y dibujarlo a lápiz. 

Puedes coser algún material, dándole forma original, o unos botones, pegar una cremallera, atar unas cintas… ¡las posibilidades son muchísimas!

Paso 3

Para la encuadernación también tienes muchas opciones. Una forma muy sencilla es hacer tres agujeros en uno de los márgenes de cada página y unirlos mediante anillas. También puedes hacer esa unión mediante cuerdas finas o cintas. 

¡Y ya tendrás el libro sensorial listo para que lo disfrutes con tu bebé!

0 replies on “Cómo hacer un libro sensorial”