Significado del final de «El Principito»: ¿cuál es?

El final de «El Principito» no deja indiferente a nadie. Tanto para los lectores como para el narrador, la historia termina en misterio, ya que queda en el aire si el principito está vivo y si ha logrado salvar a su rosa de ser comida por el cordero. 

Como pasa con muchas otras frases de El Principito, su significado no está nada claro. ¡Y realmente esta es la magia del cuento! Cada persona que lo lee puede interpretarlo a su manera y tendrá razón, ya que usará su experiencia para darle la explicación que más le convenza.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

A continuación, recopilamos algunas de las conclusiones y moralejas que más se han comentado tras leer los últimos capítulos de «El Principito». 

¿Qué puede significar el final de «El Principito»?

El final de «El Principito» va mucho más allá de saber si el principito muere o no, así como si vuelve a su planeta. Es una metáfora, igual que lo es el resto de la historia.

El desenlace final significa, para muchas personas, un nuevo inicio. Es toda una invitación a mirar el mundo con ojos de niño o niña y a darlo todo por el amor y la amistad. Al terminarla, la historia nos invita a preguntarnos si estamos dedicando toda la ilusión al día a día. Sin importar tu pasión, ya sea una rosa o volar, vive para apreciar, cuidar y disfrutar tu vida  y cada detalle.

La historia también nos hace abrir los ojos e intenta demostrar que las relaciones valen la pena, a pesar de que un día terminen. Tanto el zorro como el narrador pueden perder al principito, pero su mundo se enriquece de todos modos: los campos de trigo y los cielos nocturnos cobran vida. El narrador, para hacernos ver que las relaciones perdidas también tienen un aspecto positivo, incluso describe el paisaje final como el lugar más triste y hermoso del mundo.

Aquellas personas que creen que nuestra alma va al cielo también ven relación con el final de «El Principito». Su planeta, donde se encuentran sus seres queridos, puede significar ese otro mundo al que va el espíritu de cada persona al morir.

Por su parte, los peques suelen vivir el final de forma más literal, así que entienden que el principito ha muerto por culpa del mordisco de la serpiente. Sin embargo, el cuerpo del pequeño príncipe no se encuentra por ninguna parte, así que usan su imaginación para imaginar dónde ha ido a parar. 

¿La historia de «El Principito» continúa?

El autor de «El Principito», Antoine de Saint-Exupéry, publicó el libro un año antes de su trágica muerte, de manera que nunca tuvo tiempo de escribir una segunda parte. De hecho, entre las muchas curiosidades de El Principito, llama la atención que el manuscrito con las ilustraciones originales, de unas 140 páginas, se guardó durante mucho tiempo en una bolsa de papel arrugada. Saint-Exupéry lo dejó en casa de un amigo en Estados Unidos antes de volver al ejército francés.

De todas las secuelas que se han hecho sobre «El Principito», en MiCuento puedes encontrar una editada junto a los herederos de Antoine de Saint-Exupéry: El Principito y yo. Se trata de un cuento personalizado donde El Principito se encuentra con una niña o un niño que ha volado desde su casa en un globo aerostático y le explica que una vez él también decidió viajar para hacer amigos y conoció un montón de personas interesantes, aunque decidió volver junto a la rosa. Ese niño o esa niña puede ser tu hijo/a o cualquier amante del cuento, en el que incluso puedes personalizar la ciudad donde vive.

Otra historia llena de valores que puedes vivir junto al principito es Eres único en el mundo. Esta aventura transmite la importancia de la autoestima y de ser feliz con uno mismo. Un regalo inolvidable que también habla de amistad, cariño y ternura al niño o niña que todos llevamos dentro.

0 replies on “Significado del final de «El Principito»: ¿cuál es?”