Manualidades para niños de 2 a 3 años en verano


Durante los meses de verano, los niños y las niñas tienen mucho tiempo libre para dedicarlo a todo tipo de actividades, así que necesitan que los papis les demos ideas divertidas y entretenidas, especialmente cuando están en casa, para que pasen un verano inolvidable. Leer cuentos personalizados mientras coméis fruta en el balcón o hacer juegos con el hielo como protagonista son algunas de las muchas formas para pasar mejor el calor. ¡Pero hay muchas más! 

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Hoy queremos recomendarte varias manualidades veraniegas para niños de 2 a 3 años que os permitirán disfrutar de las vacaciones en familia, trabajar su coordinación mano-ojo, fomentar la creatividad y descubrir muchas cosas nuevas juntos. 

Helados de papel

¿A tu hijo o hija le apasionan los helados? Entonces le va a encantar hacer sus propios helados de papel. De esta manera se convertirá en heladero o heladera por un día, y podrá vender sus cucuruchos mediante juegos simbólicos.

Los «ingredientes» para preparar estos helados son una cartulina marrón para hacer el cucurucho, unas bolitas de algodón para «el sabor del helado», cola y pequeños trozos de papel de charol para agregarle unos toppings al final. 

 

Marcapáginas con palitos de helado

No dejemos aún el mundo de los helados, ya que para la siguiente manualidad el primer paso es comerse uno, de esos que tienen un palito plano. Una vez terminado, deberemos secarlo y ya podremos hacer nuestros propios marcapáginas. Además, esta es una muy buena forma de mostrar a los peques el valor del reciclaje.

Se pueden usar pinturas, rotuladores, lápices y todo lo que se os ocurra para decorarlos. En la foto verás que la temática elegida son los animales, geniales para que al niño o la niña le recuerden a cuentos como Los tres cerditos o El patito feo. También puedes usar botones y ojos de pegatina, que encontrarás en cualquier papelería.

Cuaderno de aventuras

Una forma muy bonita de recordar durante mucho tiempo estas vacaciones es crear vuestro propio cuaderno de aventuras. Además, es ideal para que los más pequeños y pequeñas se introduzcan a la escritura de forma divertida y les apasione seguir practicando.

En cada página van a poder reflejar aquello que hagáis en vuestro día a día. Pueden garabatear, dibujar, pegar alguna hoja o flor, añadir fotografías o la arena de la playa y muchísimas cosas más.

Con cartulinas y, de nuevo, con palitos de helado para darle el toque veraniego final, lograrás un recuerdo único:

 

Barquito de cartón

Hacer un barco mediante un cartón de huevos es otra manualidad que sirve para fomentar el reciclaje. Para hacer esta transformación necesitaremos pajitas, papel y pintura, además de tijeras.

Primero deberás cortar y pintar el cartón para dejarlo secar. Esto tarda varias horas. Una vez seco, tan solo tendrás que hacer agujeros en las partes más elevadas del cartón y añadirles las velas, formadas por una pajita y un papel. Ese papel será la bandera representativa del barco, así que deja que el niño o la niña la decore a su gusto.

Fuente: Woojr

Collares de macarrones

Para terminar, queremos recordar una de esas manualidades de verano que pasan de generación en generación: los collares de macarrones. Se trata de una actividad que ayuda a desarrollar la psicomotricidad fina de los niños y su paciencia.

Tan solo se necesitan unos cuantos macarrones, un hilo y, si quieres darle un color especial al collar, colorante alimentario para teñir la pasta. A los más pequeños les va a costar trabajo pasar el cordel por dentro de los macarrones y es posible que se desesperen. Ayúdales a tranquilizarse y felicítales cada vez que hagan un avance.