Tabla de rutinas para una disciplina positiva (+3 años)


La disciplina positiva es aquella que promueve el respeto mutuo y la responsabilidad que tiene cada niño o niña en la familia y en el ámbito escolar, teniendo en cuenta sus necesidades y sus sentimientos.

La mayoría de los peques de 3 a 5 años tienen rabietas a menudo porque no quieren hacer algo y todavía no saben gestionar su frustración. En el hogar, los motivos pueden ir desde no querer vestirse para ir al colegio hasta negarse a bañarse por la noche.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Una de las formas de reducir sus berrinches y trabajar los valores y las aptitudes de la disciplina positiva es estableciendo rutinas en casa. A continuación, te explicamos cómo hacer una tabla de rutinas eficaz y compartimos contigo un ejemplo.

¿Para qué sirve establecer una tabla de rutinas?

El objetivo principal de establecer una tabla de rutinas con niños y niñas es enseñarles y educarles para que sean respetuosos y responsables, tanto con aquellos que los rodean como con las tareas diarias que tienen que hacer, a pesar de que no les apetezca demasiado hacerlas.

Cuando son capaces de seguir este tipo de rutinas, los peques ganan autoestima, así como una mayor seguridad y confianza en sí mismos; dos aptitudes muy beneficiosas para su desarrollo. 

La tabla de rutinas también sirve como motivación, ya que pueden ver plasmado en un cartel qué tienen que hacer en cada momento y comprobar si lo están cumpliendo. Si es así, los adultos no debemos dudar en felicitarles, mientras que si no cumplen con las tareas hay que ponerse un poco firmes e intentar razonar con ellos o ellas para averiguar por qué se está saltando la rutina.

Cómo hacer una tabla de rutinas para niños y niñas

Lo más importante para seguir una disciplina positiva es hacer la tabla de rutinas juntos. El peque debe sentirse parte de ello desde el primer momento, ya que es la única forma de conocer cuáles son sus necesidades, así como de hacer que se sienta responsable de las tareas y de por qué es necesario llevarlas a cabo. Llegar con la tabla hecha y pedir que la cumpla no forma parte de una disciplina positiva y, seguramente, creará una sensación de rechazo en el niño o la niña.

Se puede empezar haciendo una lista de rutinas que el peque hace en su día a día, desde que se levanta hasta que se va a dormir, con la excusa de poder recurrir a ella si tiene dudas. En caso de que el niño o la niña acceda, hay que intentar que sea él o ella quien diga qué acción se hace en cada momento, ayudándole con preguntas como «¿qué debes hacer antes de comer?» o «¿después qué sigue?».

Seguidamente, podemos pedirle que clasifique las tareas según su orden de importancia o incluso según si le gusta más o menos hacerlas. ¡Quizás te lleves alguna sorpresa sobre lo que piensa!

A continuación, hay que plasmar las rutinas en una tabla, por ejemplo en una cartulina. Para que sea más bonita, se pueden pintar dibujos o poner pegatinas: ¡que fluya la creatividad! Una vez hecha, hay que elegir juntos dónde colocarla, de manera que sea fácil de ver y consultar cuando se necesite. 

Tan solo quedará establecer cuándo se empieza con ella. Normalmente suele ser a la mañana siguiente, ya que así el peque tiene la rutina fresca en su memoria y se siente motivado para seguirla.

Ejemplo de tabla de rutinas para una disciplina positiva

Cuanto más detallada sea la tabla de rutinas, más pautas tendrá el niño o la niña, aunque el nivel de detalle dependerá de cuál sea su edad. Además, no podemos olvidar que todo niño o niña necesita tener su tiempo libre para hacer lo que más le apetezca en ese momento.

Un ejemplo sobre cómo pueden ser las acciones en una tabla de rutinas para una disciplina positiva antes de ir al cole es:

  1. Me levanto de la cama.
  2. Me lavo la cara y me peino.
  3. Desayuno.
  4. Me lavo los dientes.
  5. Me visto.
  6. Hago la cama.
  7. Me pongo el abrigo si hace frío, así como bufanda, guantes y gorro.
  8. Reviso que lo llevo todo en la mochila y me la pongo.
  9. Salgo de casa con una sonrisa.

Al volver del cole, la rutina puede ser la siguiente:

  1. Meriendo de camino a casa.
  2. Tiempo libre.
  3. Guardo los juguetes en su caja.
  4. Hora del cuento (aquí te damos algunos consejos para que sea todo un éxito).
  5. Guardo el cuento en su estantería.
  6. Me baño.
  7. Me pongo el pijama.
  8. Ayudo a poner la mesa.
  9. Ceno.
  10. Me lavo los dientes.
  11. Voy a dormir.

Te animamos a diseñar una tabla de rutinas para poder ayudar a tus peques a organizarse y sentirse responsables de lo que hacen día a día. Además, ¡seguro que descubres cosas interesantes sobre sus rutinas y gustos!

0 replies on “Tabla de rutinas para una disciplina positiva (+3 años)”